Cuando el amor no es sufienciente... - Adelaida Coaching
1679
single,single-post,postid-1679,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-9.1.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

Cuando el amor no es sufienciente…

cuando el amor no es suficiente

19 May Cuando el amor no es sufienciente…

Cuando el amor no es suficiente, duele. Cuando llegas a ese punto en tu relación de pareja en el que te das cuenta de esta gran verdad, se produce un cambio en ti.

Y es que cuando te enamoraste, creíste que lo estabas entregando todo. Pensaste que no habían barreras a ese sentimiento tan grande, a esa ilusión tan bonita y a ese pálpito tan desgarrador.

Pero cuando te das cuenta que sostener una relación de pareja feliz, duradera y compacta necesita de algo más que amor….te quedas sin palabras. Es ese momento en el que te sientas y miras, de verdad, a tu pareja. ¿Cuánto tiempo hacía que no la mirabas, de verdad?, ¿alguna vez la habías mirado así? Así…sabiendo que ya no sólo basta el amor para que estéis juntos. Así…tras poner sobre la mesa de tu conciencia, la fría carta de la verdad.

Cuando el amor no es suficiente, duele. Y eso ocurre porque entra en juego la mente, tus intereses, tu aguante y tu amor propio…entras en juego TÚ. Porque hasta ahora el amor y su suave velo, lo cubría todo. Todo se hacía bonito ante el amor porque era la razón, el motivo y la rueda que os hacía girar.

Y es que cuando una pareja se enamora, cree estar sola en el mundo. Siente que todo se desvanece y no hay nadie más, pero ocurre todo lo contrario. En el momento en el que nos enamoramos vienen a nuestro encuentro las familias de ambas partes, nuestros sistemas familiares. Aparecen las creencias sociales, familiares y propias. También se suman a la fiesta las ideas políticas propias y familiares, la religión, las ex parejas y las experiencias que vivieron en el amor todos los miembros de nuestra familia.

¡Claro que el amor no es suficiente! Se necesita coraje, valentía y mucho amor propio para que una relación de pareja perdure, a pesar de que el amor no sea suficiente.

Porque cuando esto ocurre y se ve la insuficiencia del amor y duele, el amor pasa a tener un precio. Y tienes que ser muy consciente de esta verdad para determinar el peaje que vas a pagar por tu relación de pareja.

Al principio pensarás que el precio, vale la pena. Pero, ¿qué ocurre cuando te das cuenta que fuiste demasiado benévola y pusiste un precio muy fácil de pagar?, ¿qué pasa cuando quieres aumentar el peaje que la otra persona tiene que pagar?

Una forma muy habitual de reaccionar es con enfado ante nuestras parejas. Desatamos la tempestad, empezamos la lucha, las malas caras y los malos modales.

Recuerda que la comunicación es básica cuando el amor no es suficiente y que primero has de saber qué quieres para poder gritar fuerte qué es lo que no quieres.

Mi consejo es que cuando te des cuenta del precio que estás pagando por tu relación de pareja, no intentes solucionarlo sin saber primero qué nuevo precio quieres pagar y qué ofreces a cambio. Tener una relación de pareja saludable y feliz es un camino largo, así que llegado el momento confía en profesionales que te ayuden a lo largo de tu andadura.

Sin comentarios

Publicar un comentario