CUANDO EL ENTRENAMIENTO LO CAMBIA TODO - Adelaida Coaching
1482
single,single-post,postid-1482,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-9.1.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

CUANDO EL ENTRENAMIENTO LO CAMBIA TODO

1 de marzo-diapo

03 Mar CUANDO EL ENTRENAMIENTO LO CAMBIA TODO

El jueves pasado se publicó una entrevista que me hizo una compañera del mundo 2.0, Pepa Cobos de pepacobos.es. En esa entrevista hablo del entrenamiento mental y de actitud que se necesita para emprender en internet. Puede que creas que eso del entrenamiento mental es una tontería, pero si escuchas la entrevista verás que no lo es.

Para mi, emprender en internet, no ha sido fácil porque como todo entrenamiento he sudado mucho, he tenido que parar a descansar y también he gritado: “¡ya no puedo más!”. Vamos que ha sido igual que ir al gimnasio.

Tras todo este entrenamiento salió mi web y este blog a través del que te hablo cada semana. Me he entrenado para contratar a un equipo que diseña cosas bonitas para que las puedas disfrutar, me saca en medios de comunicación y me aconseja sobre le mundo 2.0. Y es que yo, suelo andar muy liada entre las sesiones con mis clientes y mis investigaciones sobre Coaching. Sí, me tuve que entrenar para darme cuenta de que sola no podía llegar muy lejos y que invertir dinero no era lo mismo que gastar (o malgastar) mis ingresos mensuales.

Y al final conseguí mi sueño profesional pero antes, como ves, tuve que ir entrenando mi mente. En otras palabras, tuve que ir quitándome miedos e ir ascendiendo poco a poco, hasta alcanzar la meta.

En el post “Cómo hacer que tus sueños se hagan realidad” te cuento cómo creamos nuestros sueños a partir de miedos, y que hay que estar muy atento para apartar los bloqueos y conseguir enfocarse en lo que se quiere.

Y es que desear, soñar o querer es lo más normal para el ser humano. Se podría decir que hemos venido a este mundo de contrastes para aprender el juego de manifestar deseos. Generalmente pedimos que nos ocurran cosas bonitas, lo deseamos mucho con nuestra mente pero luego no ocurre nada porque se nos olvida incluir al corazón. Y tras el fracaso nos deshinchamos, quedándonos tristes y decepcionados. Nos acostumbramos a pensar que esto es lo normal, porque a la mayoría de personas les pasa. Casi nadie consigue sus sueños y aquellos que sí lo hacen, son sólo unos pocos afortunados. La suerte está de su lado y no del tuyo.

Bien, resulta que en algún momento se te olvidó que para que tus sueños se hagan realidad has de mantener la vibración de disfrute activada durante gran parte del día. Has de incluir al corazón. Es normal que lo olvidases, porque la mayoría de personas viven desde el sufrimiento y el miedo. No pasa nada, a mí también me pasó….olvidé cómo manifestar mis deseos. Afortunadamente me di cuenta del error y con entrenamiento mental conseguí cambiar mi vibración de miedo a una de alegría y confianza.

 

Si quieres resultados reales, ¡entrénate!….

Lo más importante cuando vas al gimnasio es empezar e ir cada semana. Está claro y todos sabemos que desde casa, no conseguirás ponerte en forma. Pues para entrenar tu mente y conseguir tus objetivos, debes de hacer igual que cuando vas al gimnasio: ir, entrenar, sudar y esperar resultados. Vamos, que el entrenamiento ha de ser continuo.

Y lo más importante que debes saber es, qué pretendes conseguir porque no vale que me digas temas generales como dinero, amor o trabajo. Necesito saber cuánto, cómo y dónde quieres que todo eso se materialice en tu vida. Al igual que en el gimnasio debes de ponerte un objetivo claro e ir a conseguirlo. Y es que sin un motivador claro te rendirás, sobretodo al principio.

Para conseguir resultados reales, debes de dividir tu objetivo/deseo en escalones o fases con el fin de no agobiarte nada más empezar. Recuerda que la más rápida generando miedos es tu mente y es por eso que sueles fracasar. Ir alcanzando pequeñas metas, te dará un acumulativo que hará que tus sueños se cumplan.

Pero si hay una cosa que es importante, debes conocer cuál es la verdadera emoción que envuelve tu deseo. Yo sé que si te pregunto, me dirás: “deseo mi objetivo y no hay nada por lo que no merezca obtenerlo”. Pero si miras dentro de ti seguro que sale miedo, falta de confianza o tristeza. Esa emoción es la que necesitas sacar a la luz para limpiarla y que al final reluzca la confianza, el merecimiento y la alegría.

Y como si de un GPS se tratase haz caso a esa emoción más primaria, porque es la que te dice lo cerca o lejos que te encuentras de tu objetivo.

Ahora puedes coger el hábito de dedicarte diez minutos diarios a enfocar en tu objetivo, revisar tu emoción, hablarte y explicarte porqué mereces que tus deseos se hagan realidad. Se trata de un entrenamiento emocional. Y es que dependiendo de tu emoción tardarás más o menos en conseguir alcanzar tus sueños.

No te impacientes y espera unos meses, porque como todo entrenamiento necesita un tiempo para mostrar los resultados.

 

Ahora es tu turno…¿Te entrenas a diario para conseguir tus objetivos o esperas que ocurran sin hacer ningún esfuezo?

2 Comentarios
  • maria luisa
    Publicado a las 18:30h, 06 marzo Responder

    Parece complicado con las tareas diarias, obligaciones y el trabajo… entrenarse para satirfacerse. Reconozco que da pereza empezar, pero bien es como ir al gimnasio para dejarlo a la segunda semana? haber cómo organizarse

    • Adelaida Enguix
      Publicado a las 16:21h, 07 marzo Responder

      Al principio puede parecer que es pesado porque vivimos muy deprisa y nos olvidamos de dedicarnos unos minutos al día para enfocarnos en lo que queremos. Pero con sólo 5 minutos, todos los días ya estás empezando un hábito muy saludable que con los meses no podrás dejar. Mucha suerte y recuerda que son sólo 5 minutos!

      Un abrazo, Adelaida.

Publicar un comentario