10 CONSEJOS PARA SER LA MAESTRA DE TU VIDA - Adelaida Coaching
1518
single,single-post,postid-1518,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-9.1.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

10 CONSEJOS PARA SER LA MAESTRA DE TU VIDA

Diapo

14 Abr 10 CONSEJOS PARA SER LA MAESTRA DE TU VIDA

Yo me encontré con el crecimiento personal de casualidad, no era algo que iba buscando. Fue algo que más bien vino a mi encuentro. El cómo llegó a mí es una suma de señales que ya te he contado en otras ocasiones pero, cómo lo permití es el verdadero milagro que ha cambiado mi vida.

Sin yo saberlo hice el ejercicio de permitir, el cual años más tarde, es uno de los más difíciles que me puede resultar…una paradoja de la vida. Simplemente no metí mente a mi vida, me dejé llevar por la confianza, la observación sin juicio y el disfrute continuo de cada momento.

Llegué al milagro de casualidad, ni siquiera sabía qué estaba haciendo pero como no sabía qué más podía hacer confié en mi misma. Estaba en una época que quería aprender a vivir y necesitaba salir de la tristeza que me embargaba pero, no sabía cómo…

Como te acabo de decir, a veces,  me cuesta mucho fluir y no siempre lo consigo y menos cuando me lo impongo como una obligación. Pero en aquella época yo de esto no sabía nada, así que como mujer mental que soy me hice mi propia metodología. Me impuse pensamientos positivos, respiraciones profundas, enfoques saludables, repetición de frases y música relajante.

Y sin saberlo me convertí en maestra de la vida y del arte de permitir que los milagros ocurran. Mi maestría recién estrenada no la descubrí hasta años más tarde e incluso te puedo decir que mientras escribo estas frases todavía estoy tomando conciencia del aprendizaje. Y es que siempre tendemos a sentirnos como aprendices y nunca sabemos cuándo parar. En esta búsqueda nos perdemos cediendo nuestro poder personal y logros a lo que estamos aprendiendo hoy, al curso que hice hace un mes o a lo que aprenderé mañana.

El problema es sentirse siempre aprendiz y esto lo hacemos quizá, para permitirnos errores con la excusa de que todavía no lo sé todo.

Hace tiempo escribí un post en el que reflexionaba sobre algo parecido, puedes completar la información aquí.

De aprendiz a maestra….

En mi opinión no hay nada más bonito que ser una luz en el camino, para otros que vendrán después. Estas palabras las leí así o parecidas en Un Curso de Milagros. Y es que ser una luz me da un sentido único y especial de estar en el mundo. Estas palabras me hacen querer ser ya una maestra para iluminar a los que llegarán tal y como me iluminaron a mí antes.

Me imagino miles de personas ante mí con antorchas encendidas dándome luz, conciencia, aprendizaje y cambio. Me veo quedándome con todo eso por un ratito y pasándolo a las miles de personas que ya veo detrás de mí. Pero mi antorcha lleva más intensidad ahora y sé que aún puede desprender una luz más intensa pero eso, se lo dejo como encargo a quiénes vendrás a completar la tarea.

Yo quiero ser maestra, algo ya he aprendido y cada día lo pongo en práctica porque tengo un legado muy importante que dejar a generaciones futuras. Estoy segura que tú también quieres ser maestra de tu vida y si no, creo que tras leer este post puedes cambiar de opinión.

Ser maestra te otorgará ciertos beneficios a lo que no podrías llegar siendo la eterna aprendiz. Aunque ambas opciones se necesitan, la una a la otra para mantener la humildad de la maestría.

 

10 consejos para ser la maestra de tu vida…

→ Una maestra, es aquella que está siempre en el aquí y ahora. Sabe que el pasado y el futuro resta poder mental para concretar objetivos porque crean inseguridad y miedo.

 

→Una maestra, sabe que todo lo que pasa en su vida es perfecto y aunque momentáneamente sea malo, es el paso previo que conduce a la perfección.

 

→Una maestra, observa la vida e intenta no juzgar a los demás porque sabe que no es más que nadie.

 

→Una maestra, entiende que la vida es un espejo y lo que le molesta del otro es su propio reflejo.

 

→Una maestra, observa su cuerpo y sus emociones sabiendo que, es más que un cuerpo, por eso no se deja llevar por ellas y puede aprender a pararlas.

 

→Una maestra, sabe que la personalidad es fruto de creencias y experiencias pasadas y que cambiando esto, todos podemos mejorar.

 

→Una maestra, es fuerte y para llegar a serlo se pone límites, ejercicios, canta y baila si es necesario para ejercitar su mente. Porque lo más importante es llegar a la meta y si es bailando mejor.

 

→Una maestra, es una guerrera que se toma muy enserio su vida para darle el mayor sentido.

 

→Una maestra, no teme a los contratiempos porque los acoge como oportunidades de expandir su conocimiento.

 

→Una maestra, disfruta cada día porque entiende que ese sentir mueve su vida.

 

¿Eres aprendiz o maestra?

¡Te espero en los comentarios!

4 Comentarios
  • Ana cadenas gayoso
    Publicado a las 11:24h, 17 abril Responder

    K lindo post,adelaida!!! Eso es!!! Vivir el AQUI Y AHORA es la base para dejar fluir todo lo demas!!! Y que los milagros k estan presentes todos los dias…poder verlos y disfrutar de ellos y dar la apertura a todo LO NUEVO que llega inexorablemente a nuestras vidas!!! Un abrazo llenito de luz¡,, muaaaa¡,,???❤️

    • Adelaida Enguix
      Publicado a las 12:11h, 18 abril Responder

      Hola Ana!

      Qué bonito tu mensaje 🙂

      Lo dejo tal cual, sin añadir nada más.

      Gracias por escribir. Un abrazo.

  • Anabel
    Publicado a las 17:17h, 14 abril Responder

    Aprendiz, aún soy aprendiz… Estoy en ese no fluir aún; por culpa de las inseguridades.

    • Adelaida Enguix
      Publicado a las 20:00h, 14 abril Responder

      Hola Anabel,

      El primer paso es saber dónde estás para poder decidir dónde quieres llegar. Estar en la inseguridad es un paso intermedio entre el miedo y el poder personal. No está nada mal, con un poco de trabajo puedes llegar a ser la Maestra de tu Vida.

      Un abrazo 🙂

Publicar un comentario