¿DÓNDE ENCONTRAR EL AMOR? - Adelaida Coaching
1424
single,single-post,postid-1424,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-9.1.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

¿DÓNDE ENCONTRAR EL AMOR?

Diapositiva

04 Feb ¿DÓNDE ENCONTRAR EL AMOR?

Si hay algo de lo que me siento orgullosa en mi vida es de haber luchado por amor. Unas veces lo hice con uñas y dientes, otras con lágrimas y besos pero no gané la batalla hasta que lo hice con mente y corazón.

Y puede que suene poco romántico lo de meter a la mente en esto del amor. Quizá pienses que el amor es corazón en estado puro, pasión desbordada y lágrimas de vez en cuando. Pero no, el amor es todo, menos la mezcla de esas tres emociones.

El amor es el conocimiento máximo de uno mismo, es aceptación y merecimiento. No se puede amar de verdad, si no empiezas por ti.

Yo no te puedo querer si no sé para qué te necesito, por qué busco a una persona como tú y qué es lo que aportas a mi vida que yo por mí misma no tengo. Porque como bien dicen las poesías románticas y las letras de canciones “tú me completas” y, ¡cuánta razón tienen!

El amor, es encontrar a esa persona que muchas veces te ofrece lo que tú no tienes, te muestra lo que te falta y te reta a buscarlo. La pareja es el mayor espejo que tienes de ti y como buen reflejo, te enseñará lo que tú no te ves. Y puede que al verlo te enfades y digas que tu pareja no te hace caso, que no te mira, que no te tiene en cuenta, que no te quiere y… que ya no le quieres. Y te lo estarás diciendo a ti, porque te ves en el reflejo.

Y es una pena que no despiertes de ese sueño infeliz donde el amor no llega porque lo buscas donde el amor nunca puede estar, fuera de ti.

Yo gané la batalla, sí lo hice. Aparté las uñas, los dientes, las lágrimas y le puse mente. Descubrí que no había visto a mi pareja y que a punto estuve de perderla sin haberla conocido. Y también descubrí que nunca antes había amado con pureza y sentido. Me di cuenta que buscaba en el amor de pareja muchas otras partes de mi que estaban por resolver. Y así, iba volcando la responsabilidad de mi vida en mi pareja.

Y cuando lo vi claro, desperté a la vida y puse orden en mi forma de amar. Aparté a mis padres, puse en cuarentena mis creencias sobre el amor y definí mi objetivo: AMAR. No fue cuestión de un día, pero me entrené a conciencia y nunca me rendí.

Y cuando la gente me pregunta, respondo que mi felicidad de pareja es fruto de un trabajo intenso por parte de ambos. Y sé que mucha gente no me cree porque no es habitual hacer Coaching de Pareja Pero me da igual porque mi sonrisa, habla por sí sola.

 

Si quieres entender el amor de una vez por todas, poner orden en tu manera de amar y saber qué buscas en una relación de pareja. Apúntate a mi curso gratuito “5 lecciones para tener una relación de pareja feliz”, puedes apuntarte haciendo clic aquí.

¿Apuestas por el amor?

 

 

Sin comentarios

Publicar un comentario