EL ENFOQUE CREATIVO - Adelaida Coaching
955
single,single-post,postid-955,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-9.1.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

EL ENFOQUE CREATIVO

home_mi_formula_secreta

25 Feb EL ENFOQUE CREATIVO

A mi lo que dice la gente de que emprender un cambio en tu vida es fácil, maravilloso y te de muchas alegrías siempre me ha hecho mucha gracia.

Leo a muchas personas en internet que dicen que es lo mejor que han hecho, que han conseguido muchos adelantos y que viven su sueño.

Como Coach comprendo perfectamente a la gente que me comenta que está cansada de leer psicología positiva y frases bonitas porque el día a día es también feo, gris y difícil de llevar.

¿Quién no se ha levantado alguna vez con el pie izquierdo y la tenido un día malo?

A mi me suele pasar, de hecho ya te lo comenté en el post El Milagro de ser Feliz y aquel “lunes horribilis” en que todo se me vino encima y lo veía todo negro.

Y es que es cierto que no es oro todo lo que reluce y para llegar a decir cosas positivas primero has tenido que hacer limpieza de toda tu negatividad. Vamos que la frase “Tú puedes” se entiende mejor a mitad de un proceso de coaching en el que ya se empiezan a limpiar limitaciones y miedos varios. Cuando no sabes ni por dónde empezar a trabajarte, ni cómo enfrentarte al problema el positivismo se puede ir de paseo. Si es que antes de ni siquiera saber cómo ser feliz, es difícil asimilar una palmadita de ánimo en la espalda.

Si eres de esas personas que todavía sienten ese recelo al positivismo, no te crees que se pueda ser feliz (casi) siempre o te dan mucha rabia las personas que te cuentan lo bien que les va des desde que el coaching llegó a sus vidas el post de hoy es para ti.

Te traigo un ejercicio muy sencillo para empezar a alejar la rabia, la mala leche o el enfado que suele venirnos a lo largo del día… Ya ves que aquí tenemos para todo tipo de personas, mi objetivo es ayudarte a alejar emociones que no deseas producidas por la razón que sea.

Cambiar el estado de ánimo es muy sencillo y hay muchas formas de hacerlo. Se puede conseguir mediante la respiración, la meditación, el deporte o simplemente cantando. Lo que pasa es que no es plan de que si te viene un momento de rabia en la cola del supermercado tengas que dejarlo todo y echar a correr o ponerte a cantar. La fórmula secreta que hoy te quiero enseñar se llama “el enfoque creativo”.

Es un ejercicio que se puede poner en práctica en el súper, en correos, en el bus y también en el trabajo o con tu pareja. Consiste en dirigir tus pensamientos de manera consciente hacia dónde tu quieras para alejar emociones negativas.

  • Si un pensamiento de enfado, ira o rabia viene a tu mente lo primero que debes hacer es no dejarte llevar por él y darte cuenta que se acaba de alojar en ti.
  • Empieza a buscar algo a tu alrededor que te guste para fijar tu mirada. Centra toda tu atención en esa cosa y admira lo bonito o práctico que es. Empieza a admirarlo y haz el esfuerzo consciente de pensar sólo en eso. Tras unos minutos, podrás comprobar que la emoción negativa que tenías ha disminuido de intensidad.

Con este ejercicio lo que conseguirás es aprender a soltar una emoción, que te puede traer problemas, lo antes posible. Hoy te he puesto el ejemplo de la ira pero también sirve para la tristeza o el miedo. Por ejemplo: miedo a hablar en público. Este ejercicio es muy útil antes de salir a hacer una presentación.

Y es que es muy práctico aprender cómo hacer que la emoción no se quede encallada durante horas o días en ti y te esté fastidiando. Una emoción negativa que te ha podido salir en el bus, puede provocar una pelea con tu madre por una tontería horas más tarde.

Cuantas más veces realices éste ejercicio más pronto conseguirás entrenar tu mente y más fácil te resultará comprobar sus resultados. Seguro que consigues más paz, tranquilidad y alegría que al fin y al cabo se reflejará en tu mente y en tu cuerpo.

Al final todo se transforma en salud y bienestar.

 

Sin comentarios

Publicar un comentario