LA SEMANA DEL AMOR O DEL NO AMOR - Adelaida Coaching
949
single,single-post,postid-949,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-9.1.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

LA SEMANA DEL AMOR O DEL NO AMOR

home_follow_your_love

12 Feb LA SEMANA DEL AMOR O DEL NO AMOR

Esta semana es para muchas personas la semana del amor.

El Día de los Enamorados está a la vuelta de la esquina… Y también es verdad que para otras será una semana más porque no le dan importancia a esto de San Valentín. O incluso será un asco de semana porque el amor no ha llegado a sus vidas y el dichoso santo no hace más que recordarlo.

¿En qué bando te encuentras? Si te soy sincera, para mí cada año es diferente. Lo enfoco según mis vivencias en el amor de los últimos meses aunque ya llevo casi doce años en pareja. Durante estos días se presenta una buena oportunidad para poner en práctica consejos de Coaching de Pareja.

Te voy a contar, que justamente mi relación de pareja se ha reciclado en los últimos meses y se ha perfilado más en las últimas semanas…Y es que los dos últimos años han sido diferentes para nosotros, porque han habido cambios de trabajo, vivienda, rutina e incluso despedidas de seres queridos…y es que todo eso deja huella en la pareja. Supongo que a ti también te ha pasado en algún momento.

La vida muchas veces cambia en unos meses lo que no ha cambiado en un par de años, y gestionar ese cambio no es fácil. Nadie nos ha enseñado a hacerlo porque básicamente siempre se nos dice que hay que tirar para delante y ya. Muchas de las personas que realizan coaching conmigo me comentan que la llegada de los hijos, el trabajo y la rutina hace que la relación se deteriore… y es verdad.

En el post “¿Amor o sufrimiento?” ya te contaba todo lo que mi relación de pareja había mejorado gracias al Coaching, pues bien, en aquellos momentos ya estaba empezando a plantearme empezar de nuevo a redirigir mi matrimonio, porque los acontecimientos normales de la vida habían hecho que mi chico y yo nos alejáramos. He de señalar que una vez más el Coaching me ha ayudado a salir adelante, y con trabajo pero confiando en un final feliz he conseguido saltar ese bache. Me he aplicado mi propia medicina y he hecho lo mismo que pido al resto de mis clientes:

  1. Ejercicios semanales para escribir y poder plasmar emociones y sentimientos.
  2. Me he cuestionado primero a mi misma, antes de cargar mi enfado contra mi pareja.
  3. He aplicado mucha paciencia conmigo misma para no encender la mecha del enfado. Eso de respirar tres veces, antes de hablar, me ha ido muy bien.

Si quieres volver a enamorarte, sigue leyendo…

Hoy te voy a dar mi regalo de San Valentín, porque te quiero regalar una información que es muy valiosa y es para siempre. ¡No tiene fecha de caducidad!

Como te he dicho, lo primero que he estado haciendo en los últimos meses ha sido mirarme yo primero para analizar qué estaba pasando. Esto significa que antes de girarme y echar la culpa de todo a mi chico, he echado mano de humildad y paciencia para analizar mis sentimientos y emociones.

Y es cierto, cuando te digo que la pareja es el mejor espejo en el que te puedes mirar porque te da la oportunidad de descubrir cómo eres, si te fijas en quién tienes delante. Muchas veces, nuestro chico o nuestra chica suple algunas de nuestras carencias porque hace aquello que nosotros no hacemos. Un ejemplo es cuando vemos a una pareja que son completamente diferentes y pensamos “ ¿cómo pueden estar juntos sin son polos opuestos?”. La respuesta es sencilla, cada uno se comporta como el otro no lo hace. Es el Ying y el Yang. Eso nos da una especie de tranquilidad mental, porque descargo en mi pareja ese anhelo y puedo comprobar que se lleva a cabo.

Esto es así siempre, ya te aviso…No debe ser obligatoriamente en todas las cosas, pero lo es en gran medida. Pero, ¿cómo podemos aprovecharnos de esto? Si quieres que tu relación, vaya lo mejor posible puedes usar esta información para alcanzarlo. Porque todo aquello que no te guste o te saque de tus casillas relacionado con tu pareja es algo que deberías trabajarte. Ese nerviosismo, enfado o histeria es algo que puedes aprovechar para mejorar y buscar la felicidad.

Una buena pregunta para hacerte es: ¿para qué me enfado? Como esto es algo que es sólo para ti, puedes sincerarte y responder los verdaderos motivos. No te preocupes, si la respuesta no es bonita, porque suele ser tan fea como el enfado… Es entonces cuando debes de empezar a escribir y cuestionarte, pero ya de manera independiente a tu pareja. Mira tu interior para poder descubrir tu exterior.

Te propongo una nueva visión…

Yo lo veo así, cuando una pareja discute es porque el amor está sacando todo lo que no es amor de su interior y te da la oportunidad de que te lo trabajes para así poder eliminarlo de ti. Y es que la energía del amor saca de ti todo lo que no corresponde a esa energía vibratoria y te da la oportunidad de mejorar como persona. Que en mi opinión, debería ser el único fin del ser humano.

Pues bien, yo he vuelto a sacar toda la basura mental que se me había mezclado entre el amor y he hecho limpieza. La diferencia es, que esta vez, no he invitado a hacer este mini proceso de coaching a mi marido si no que he predicado con el ejemplo y he compartido aprendizajes con él. Tal y como te dije en el post “Comparto ideas, ¿te unes?” lo que aprendes si lo compartes, se extiende. De esta manera, ambos hemos ido avanzando y he aprovechado lo que mi pareja me reflejaba para trabajarme aquello que no me gustaba de mí misma y que se me había colado…

En definitiva, uno de los fines de las relaciones de pareja es disfrutar la vida juntos pese a las dificultades temporales. Para ello, hay que estar en cooperación y no en competitividad. Es importante que te veas como un equipo con tu pareja y no como equipos competidores.

¡Feliz San Valentín!

 

Compartir

Sin comentarios

Publicar un comentario