MILAGROS DEL 2015 - Adelaida Coaching
888
single,single-post,postid-888,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-9.1.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

MILAGROS DEL 2015

post_milagros_2015

08 Ene MILAGROS DEL 2015

No sé si te ha pasado eso de sentir que quieres hacer las cosas de un modo diferente. A mí me lleva pasando un par de semanas y siento que quiero empezar a vivir diferente y, para ello, presiento que el primer paso es empezar a ver la vida de otro modo.

Para conseguir esto, he meditado y he llegado a la conclusión que es buena idea empezar a sentir diferente e incluso llamar a las cosas de otra forma. No me refiero a cambiar de nombre a las cosas, pero sí buscar otras palabras más potentes que me ayuden a conseguir mis sueños. Y es que en este 2015 tengo un solo sueño y es el de ser. Solamente ser desde mi esencia y desde mi conexión con mi misión en esta vida.

Hace ya unos años que intento vivir así y siempre avanzo y consigo cada vez más… Pero este año quiero conseguirlo todo. ¿Te parece ambicioso? A mí ya no. Te digo que ya no, porque llevo años pensando que avanzar “sin pausa pero sin prisa” es una buena forma de alcanzar metas. Pero es que he llegado al 2015 y sigo sin haber alcanzado todo lo que yo anhelo.

Este año he decidido empezar a brillar con fuerza y no dejar nada para mañana. No voy a sabotearme cuando no consiga alcanzar un sueño porque eso es buscar excusas. Me he dado cuenta de que cuando me busco una excusa y echo la culpa a otras personas o a circunstancias que se encuentran fuera de mí, me alejo de mi sueños porque no estoy viendo a la persona responsable de hacer que las cosas ocurran: YO.

Y es que perdemos mucho el tiempo buscando fuera cuando realmente está dentro. Un tiempo muy valioso que deberíamos aplicar para cumplir nuestros sueños. Te quiero mostrar el juego que nuestra mente hace para creernos que otras personas o circunstancias son las culpables de que no avancemos:

1.- Vemos que no hemos conseguido nuestro objetivo, que puede ser: ganar más dinero, llevarnos mejor con nuestras pareja, perder peso, que nos duela menos la espalda, conciliar la vida laboral y personal…

2.- Acto seguido empiezan a emerger sentimientos de enfado, tristeza, frustración o rabia y nuestro diálogo interno se vuelve muy tóxico.

3.- Esas emociones que hemos empezado a generar se vuelven tan grandes que tendemos a mirar a nuestro alrededor para compartirlas, es decir, buscamos culpables.

4.- “Quien busca, encuentra”, así que siempre encontramos a alguien a quien culpar pero lo peor es que nos acabamos creyendo que esas personas tienen la culpa de verdad y nos quitamos responsabilidad.

5.- El resultado es que no avanzamos hacia nuestros sueños porque no tenemos la suficiente humildad para reconocer que la persona responsable de todo lo que ocurre en mi vida soy yo.

Así que yo ya me he cansado de este juego que no me lleva a ningún sitio y nunca mejor dicho porque esta forma de ver la vida lo único que me hace es avanzar muy despacio.

¿Quieres avanzar más deprisa?

Pues bien, ante esta nueva perspectiva y ya habiendo cruzado el umbral del 2015 me dispongo a actuar. En el post de hoy voy a cambiar las palabras reto, propósito, listado o buenas acciones por otra palabra que demuestra más nuestra verdadera esencia: milagro. Así que hoy te propongo que pienses en los Milagros para el 2015.

Si te estoy invitando a vivir la vida como si fuera un milagro lo hago porque deseo para ti una vida fuera de lo común, inesperada, asombrosa y maravillosa. Una vida que no te deje indiferente y que te anime a seguir a paso de gigante conectándote con tu luz interior y tu maravillosa misión en esta vida.

Como yo lo entiendo un milagro es, justamente eso, algo que te deja sin palabras porque es algo que nadie se espera que ocurra y que una vez se ha producido te llena de inmensa felicidad, satisfacción y confianza.

Tu y yo, podemos vivir el 2015 creando cada día un resultado asombroso y maravilloso. Sin vivir en la creencia del pasado y siendo libres para crear un nuevo final.

Vivir la vida como si fuera un milagro es…

1.- Un principio y un final. Es el principio de un modo de hacer nuevo y el final de otro que no aporta buenos resultados. Es un renacimiento porque te permite olvidar la creencia del resultado pasado y te libera para crear un futuro completamente nuevo.

2.- Una forma de perdonarte a ti y al resto de personas que forman parte de tu vida, porque dejas de culpar a otros de tus fracasos y aceptas tu propia valía para conseguir que las cosas salgan bien.

3.- Una llamada a la acción, porque te cambia la percepción de la vida y te libera de miedos y sombras que no existen para animarte a avanzar más rápidamente.

Esta es mi propuesta post-navideña:

Vivir a lo grande y ya sin barreras reales o imaginarias

Te animo a que te unas a mi milagro de Año Nuevo y me acompañes en una vida completamente diferente y con resultados espectaculares. Y es que como dice esta gran frase “si quieres resultados diferentes, empieza a hacer cosas diferentes” y yo añado “y hablar diferente”.

Así que para que ni tú ni yo nos olvidemos de que éste va a ser el año del cambio, te animo a que nos apoyemos mutuamente. Yo voy a estar durante 365 días aquí para animarte, apoyarte y darte claves para que puedas hacer de tu vida algo tan maravilloso y sorprendente como un milagro. Tu puedes contar conmigo para que te de pautas, consejos y reflexiones que te ayuden a cumplir tus Milagros para el 2015.

Como tu Coach de Salud y Personal te propongo 3 milagros básicos para este año y que te explicaré en los tres próximos post:

1.- El milagro de perder peso

2.- El milagro de mejorar tu salud

3.- El milagro de vivir feliz

¡Te espero cada semana para compartir mis milagros contigo!

Sin comentarios

Publicar un comentario