MIS SUEÑOS CONTINÚAN SU CAMINO - Adelaida Coaching
1277
single,single-post,postid-1277,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-9.1.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

MIS SUEÑOS CONTINÚAN SU CAMINO

mis_suenos_continuan_su_camino_home

19 Feb MIS SUEÑOS CONTINÚAN SU CAMINO

Imagina que un día te despiertas, empiezas tu día y de repente caes en la cuenta de que todos tus problemas se han solucionado. Un día como hoy, un mes de febrero cualquiera. Seguro que te sentirías más libre y tendrías una sonrisa de oreja a oreja. ¿Has imaginado lo que harías? Tómate tu tiempo, cierra los ojos y empieza a soñar… ¡Yo te acompaño!

Hoy quiero contarte el día que desperté con todos mis problemas resueltos. Ese día es hoy. Hoy es el día en el que he perdonado mi pasado y  me he dado la oportunidad de crear un presente sin juicios de lo que me ocurrió, hace un mes, un año, ayer o hace diez minutos.

Hoy por fin ha llegado la noticia que estaba esperando. Los resultados de mis análisis hormonales han llegado y han salido perfectos. Soy feliz y lo quiero compartir contigo. Quiero saltar, reír y contarlo al mundo entero.

 

Mi evolución es ésta:

Cuando hace ya cinco años enfermé, me sentí muy desgraciada porque con 29 años estaba tumbada en la cama con un futuro incierto ante mí. Un año después seguían los síntomas y ya se habían sumado otros. Sin saber hacia dónde ir, me sumí en un estado de tristeza muy profundo. Ahora veo las fotos de aquella época y veo a una chica sin alegría y sumisa ante lo que le había sobrevenido, que lo único que hacía era aceptar la situación pero con pena y victimismo. Nada tiene que ver esa imagen de mí, con la actual.

En aquellos momentos yo estaba triste pero también muy enfadada. Y es que yo tenía apenas 29 años y  sentía que mi vida ya estaba empezando a tomar el camino que yo quería. Tenía un trabajo que me gustaba, pareja, amigas…vamos que empezaba a disfrutar.  Pero cuando toda mi vida se paró empecé a sentir ira y rencor y lo único que quería era buscar culpables. Unas veces dirigía mi enfado hacia Dios o hacia la vida misma y otras hacia las personas que formaban o habían formado parte de mi día a día. Te cito a algunas de esas personas, víctimas de mis pensamientos enfermizos de enfado: mi novio, porque no me quería como yo quería que  me quisiera, y eso había contribuido en mi salud. Mi ex novio, también, cómo no… Amistades, profesoras de la infancia y como no mis padres, quienes eran los mayores responsables de todo. Ellos se llevaban el premio gordo.

Y es que hace unos años, no era capaz de ver que yo podía enfocar la vida desde otro punto de vista. Podía dejar de estar enganchada al pasado, pero no lo sabía porque creía que la manera correcta de vivir era basando la vida en experiencias pasadas.

Quería crear un futuro diferente basándome en el pasado.

¡Qué equivocada estaba!

Si yo creo mi vida, en base a un pasado malentendido no avanzo. Por eso nuestras historias siempre acaban igual.

En el post El coaching de salud que te cambiará la vida, te animo a empezar a ver la vida y la salud desde otro punto de vista diferente pero más saludable.

El trabajo que yo he hecho y es el que te animo ha hacer es el de dejar el pasado, perdonarlo y mirar hacia delante. Para eso tienes que analizarte profundamente.

Conocer tus creencias, emociones y sentimientos. Buscar a aquellas persona que consideras responsables de lo que viviste en otro momento. La libertad la encontrarás cuando te des cuenta de que no hay culpables y puedas perdonarte.

Ese momento, es mágico porque descansas.

Ya no hay pensamientos repetitivos, ni reproches…y sólo hay paz.

Vuelve a leer el post Regala Salud en el que te cuento las fases de la enfermedad para saber en qué punto estás y empezar a tomar conciencia de que puedes mejorar.

La conclusión final a todo proceso de mejora de la salud, es el perdón de las ilusiones. Y es que vivimos una vida basada en ilusiones. Vivimos el presente basándolo en el pasado para crear un futuro. Vamos que nunca estamos en el ahora ya que nuestra mente, siempre está en otro tiempo. Por definición, la ilusión es una imaginación que no es real. Así que vivir la vida basándote en un pasado que puede estar equivocado o  mal planteado sólo puede producir enfado y enfermedad. Pero si la vida se basa en crear tu presente desde el perdón, la paz y el amor los resultados son completamente distintos porque se vive desde la alegría y la sanación. ¡Eso es lo que yo he hecho!

Me ha costado tiempo, no ha sido sencillo.

Momentos de bajón y de ganas de tirar la toalla. Cada vez que mi salud me recordaba que seguía enferma, mi mente volvía al victimismo. Eso me daba una tranquilidad momentánea pero en seguida volvía a empezar la rueda de pensamientos y sentimientos negativos. La búsqueda de paz mental, es lo que me ha animado a seguir.

El Coaching ha sido y sigue siendo la base fundamental para mi crecimiento personal y que recomiendo a cualquier persona que quiera cambiar su vida. Las enseñanzas de Un Curso de Milagros me han dado las bases para volver a confiar en la VIDA (con mayúsculas) y a aprender a vivir el presente. Y la base de la BioNeuroEmoción me ha ayudado a encontrar la relación entre mis síntomas y enfermedades con mis pensamientos y emociones. Todo ello me ha ofrecido entendimiento, perdón y avance.

He salido del bucle y ahora te animo a que lo hagas tu también.

Como te dije en el post Milagros del 2015 éste puede ser tu año. Mi milagro ya ha ocurrido, si quieres vivir el tuyo puedes leer El Milagro de Mejorar tu Salud para saber por dónde empezar.

Mi cuerpo ha empezado a producir hormonas y mi ADN responde a la paz, la confianza, el perdón y el amor. ¡Estoy convencida de que tú también puedes hacerlo!

 

 

 

 

 

 

Sin comentarios

Publicar un comentario