PÍDELE SIEMPRE A LA VIDA Y VENCERÁS - Adelaida Coaching
1056
single,single-post,postid-1056,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-9.1.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

PÍDELE SIEMPRE A LA VIDA Y VENCERÁS

Pídele siempre a la vida y vencerás

01 Jul PÍDELE SIEMPRE A LA VIDA Y VENCERÁS

Mi clienta Amelia me decía el otro día: “es que yo no sabía que se podía pedir a la vida lo que querías que te pasara… ahora que lo sé pido siempre”. Amelia es muy graciosa, es una mujer inocente y novata en esto de pedir Bienestar (con mayúsculas). Ella siempre le veía la cara amarga a la vida y por eso antes era infeliz.

 

Desde que le pide a la vida alegría, abundancia y disfrute está como una niña con zapatos nuevos. Y de una forma muy descarada me decía el otro día: “voy a pedir cambiar de trabajo porque necesito las tardes libres para dedicarlas a todo lo que me apetece hacer” . Y yo la animaba a pedir sin tapujos, sin vergüenza y con alegría.

 

Mientras tanto, el resto del grupo se reía porque pensaba que era como una niña inocente que no sabe lo que se dice. La sorpresa vino cuando dos semanas después Amelia tenía otro trabajo y una historia que parecía sacada de un libro de ficción con la que nos contaba cómo el trabajo perfecto había venido a su vida. Mientras el resto del grupo ya no reía y se quedaba muy serio pensando si esta mujercita había descubierto ya el secreto de la felicidad.

 

Y es que Amelia es así, y su sonrisa lo dice todo. Ella pide y no concibe que la vida no le vaya a dar la mejor respuesta. Pero no todas las personas somos como Amelia y no siempre pedimos adecuadamente y muchas veces pedimos a medias o no sabemos qué estamos pidiendo. No pasa nada porque la vida siempre da respuestas.

 

Las respuestas pueden ser muy claras porque la petición ha sido muy clara como en el caso de mi clienta.

 

Otras veces, la respuesta es más sutil porque así ha sido la petición, y entonces la vida utiliza otros medios para darte la respuesta.

 

Muchas veces viene a través de una persona que tiene uno o varios mensajes para ti.

 

Verás, hay personas que pasan por tu vida como mensajeros. Personas que conociste un día cualquiera, de un mes cualquiera y de un año que “ni fú , ni fá” y que, sorprendentemente, pasan a formar parte de tu vida dándote enseñanzas importantes que estabas deseando aprender.

 

Yo ya conocía la existencia de estas personas, o mensajeros… ya alguien me comentó que cuando pides avanzar en la vida y lo haces repetidamente al final llega la respuesta.

 

La mayoría de veces, la respuesta llega de forma sutil, igual que ha sido la petición. Y es que tú sueles ser muy sutil pidiendo la mayoría de veces. Piensas en un tema que te gustaría  que ocurriese, te lo imaginas y te emocionas cuando lo creas en tu mente y luego… sutilmente vas perdiendo fuerza creativa y tu petición se paraliza.

 

Pero como somos personas creativas por naturaleza, el día siguiente continúas imaginando que eso ocurrirá porque te permites unos minutos de placer creativo al día. Total, soñar es gratis.

 

Y un día conoces a alguien de quien no esperas nunca que sea un persona importante para ti y menos un mensajero porque ya ni te acuerdas que estás pidiendo. Y esa persona te enseña, te cuenta, te aconseja y tú escuchas sus historias y lecciones.

 

Y sin darte cuenta, un día recibes un aprendizaje que te despierta y responde a aquello que pediste, notas que has dado un salto y tu vida ha avanzado en un minuto todo un año. Es entonces cuando has de tomar consciencia de que tu petición ya ha sido respondida. Es todo lo que necesitas para saber que sí, que las cosas van por buen camino.

 

Y cuando eres consciente de que has atraído a tu vida personas que te están ayudando a cumplir con tu misión de vida, puedes disfrutar del camino. Puedes hacer como Amelia, y ponerle intención deliberada y creativa a tus sueños y esperar respuesta. Cuanta más atención, intención y emoción dediques a tus sueños más pronto atraerás la materialización de éstos.

 

¡Nunca dejes de soñar! 

¡Feliz día y disfruta!

 

 

 

 

 

 

 

Sin comentarios

Publicar un comentario