POR ENCIMA DE TODO QUIERO VER - Adelaida Coaching
1366
single,single-post,postid-1366,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-9.1.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

POR ENCIMA DE TODO QUIERO VER

Imagen

28 Ene POR ENCIMA DE TODO QUIERO VER

Por encima de todo quiero ver. Esta frase me la repito casi a diario, casi a cada hora y a cada momento.

 

Por encima de todo quiero ver que hay una forma diferente de vivir, de ser, de actuar e incluso de respirar que aquella que me han enseñado y que no siempre me hace feliz.

 

Poco a poco lo he ido entendiendo y hasta he descubierto que sí, que hay una forma diferente y mejor de respirar. Una que hace que tu cuerpo envejezca más despacio porque recibe más oxígeno y más limpieza. Y ahora, de vez en cuando, me descubro a mí misma sin respirar y me doy cuenta que llevaba un rato sin inspirar profundo. Sin absorber la vida ni la creatividad.

 

Por eso me repito cada día que por encima de todo, quiero ver.

 

A veces me entra miedo porque la expresión “por encima de todo” me asusta. ¿Por encima de quién o de qué? Se me pone un nudo en la garganta cuando pienso en esta pregunta. No quiero pasar por encima de nadie para ver. No quiero hacer daño, abandonar a las personas que quiero, ni renunciar al amor.

 

Sé que a ti también te pasa, quieres cambiar y vivir de otra forma y ser diferente de como has sido hasta ahora, pero te da miedo tener que renunciar a algo. Realmente no sabes a qué tendrías que renunciar, pero tu mente ya se ha puesto en alerta y la emoción ha recorrido todo tu cuerpo con gran rapidez y ya no hay vuelta atrás. Ya tienes miedo. El miedo paraliza porque te protege, e instintivamente, le haces caso.

 

Pero hoy te quiero contar el secreto para ver, cambiar y mejorar.

 

Repítete que, si ves algo nuevo, diferente o mejor no le estás haciendo daño a nadie.

 

No hay consecuencias negativas ni castigos, porque no es verdad que para conseguir algo debas renunciar a otra cosa.

 

Ese pensamiento es un error en el que la mayoría de nosotros caemos.

 

Este no es un mundo de intercambios, no lo es. Es un mundo de cambios constantes, de avances y de expansión. No se trata de que sacrifiques algo para conseguir otra cosa. Se trata de que, como en un camino, a cada paso vas dejando algo atrás. Y lo que se queda detrás de ti es lo que ya no te sirve, pero no porque no sea bueno, sino porque ya te dio lo mejor de sí.

 

Por encima de todo quiero ver, y mi visión no le hace daño a nadie.

 

No tengas miedo, atrévete, sube las persianas de tu vida y mira qué hay en tu camino. La vida se vive avanzando y caminando. ¿Te imaginas no estar viviendo la vida que estaba reservada para ti porque un día el miedo te engañó y te frenó?

 

Yo quiero ver. Quiero que vengan a mi vida aquellas personas y situaciones que contribuirán a que cumpla mi misión de vida. Y también quiero que aquellas personas y situaciones que ya me han dado todo lo mejor, salgan del primer plano de mi vida. Nadie pierde, todos ganamos.

 

Hoy es el último jueves del mes de enero de 2016 y estoy segura que tienes proyectos en mente y cambios que quieres realizar. No tengas miedo y empieza tu cambio viviendo tu vida y el valioso papel que tienes en ella por encima de todo.

 

¿Te sientes preparado para ver?

Me encantaría que me dieses tu opinión sobre la vida que no vivimos por el miedo a perder algo, en lo que creemos que es un intercambio.

 

 

 

4 Comentarios
  • Pili
    Publicado a las 12:15h, 28 enero Responder

    Así dicho suena bien, pero no es tan fácil y en ocasiones es imposible porque ¿qué pasa por ejemplo si sientes que es un hijo el que no te deja cambiar tu rumbo de vida? ¿se le abandona? no, esto no es posible…

    • Adelaida Enguix
      Publicado a las 21:15h, 28 enero Responder

      ¡Hola, Pili!

      La nueva visión que hoy propongo no es fácil y se tiene que trabajar un poco. Lo más importante es que tengas intención de ver la vida diferente, entonces podrás generar más de una opción de vida. Si siempre tienes la misma visión, seguro que no verás la posibilidad de un cambio.

      El sistema familiar determina nuestra vida y nuestros destinos. Es cierto que muchas veces hay situaciones difíciles de llevar con los hijos. En el post de hoy, no hablo de abandonar a nadie. Hablo de dejar de utilizar a otras personas como responsables de nuestra vida.

      Una nueva visión está ahí para tí, seguro. Y si pruebas, puede que un día dentro de un tiempo, tu mente genere una nueva forma de afrontar la vida.

      Mucho ánimo.

      Un abrazo,

      Adelaida.

  • Mercedes Ramírez Peñalver
    Publicado a las 09:59h, 28 enero Responder

    Gracias Adelaida!!!!
    Tu publicación de hoy me ha dado el empujoncito, estoy ahí, que quiero avanzar, poner en práctica mis planes, mis sueños y algo no me permite hacerlo, solo hago que tener proyectos que me ilusionan y a la hora de ponerlos en práctica siempre tengo un excusa para no hacerlos, el miedo? puede ser,pero lo malo es que ese miedo no me deja abandonar mi zona de confort, que en realidad no es tan confortable, he intentado pensar pq sigo estancada y siempre llego a la misma conclusión, soy mi propia saboteadora.
    Pero lo voy a intentar quiero estar preparada para ver!!!!! y solo depende de mi.

    Gracias , gracias y gracias.

    • Adelaida Enguix
      Publicado a las 21:08h, 28 enero Responder

      ¡Hola, Mercedes!

      Ahora que has recibido este empujoncito es el momento de enfocarte en salir de esa zona de confort que no es tan buena. Puedes repetirte cada día “por encima de todo quiero ver”, así entrenarás a tu mente para empezar a observar tu vida diferente. En esa nueva forma de ver, está la solución porque el cambio empieza por una forma de pensar, ser y actuar diferente.

      Si estás preparada para una nueva visión, llegará seguro. No olvides pasar por aquí, para contárnoslo 🙂

      Un abrazo,

      Adelaida.

Publicar un comentario