SIN CONGRUENCIA NO HAY FELICIDAD - Adelaida Coaching
1211
single,single-post,postid-1211,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-9.1.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

SIN CONGRUENCIA NO HAY FELICIDAD

Sin congruencia no hay felicidad

04 Dic SIN CONGRUENCIA NO HAY FELICIDAD

La motivación que cada día persigo en mi vida, sólo es una: alcanzar y mantener el estado de paz y tranquilidad que ahora tengo. Es un estado en el que la mente se acalla y se alcanza un sentimiento de confianza total con la vida.

 

Hace algún tiempo pensaba que esto era completamente imposible, que nunca llegaría a tener este estado de congruencia. Esta palabra es nueva para mí porque, aunque la conocía de antes, sólo hace algún tiempo que he llegado a experimentarla y saber exactamente qué significa.

 

Cuando yo me planteo mi vida, mi trabajo y aquello que quiero dar al mundo sólo me sale una palabra: amor. Para mí el amor es lo más importante. El amor mueve el mundo porque es el estado en el que yo doy sin esperar nada excepcional a cambio. El amor es extensión.

 

Y como te decía, es un aprendizaje nuevo para mí. Actualmente intento estar cada día conectada con esa fuente inagotable de amor que es la vida y las personas que me rodean. Para que esa conexión no se pierda lo que hago es mucho entrenamiento mental, vamos que me hago mucho Coaching a mí misma. Cada día cuando me levanto, dedico unos minutos de mi despertar a hacer la lección diaria de Un Curso de Milagros que es para mí la forma de estar más conectada al mundo terrenal que conozco. Y por la noche, antes de dormir, la recuerdo de nuevo y repaso mi día para comprobar si he seguido y vivido mis valores. Me pregunto cada día si he dado todo el amor del que he sido capaz en el día.

 

Porque, al final, lo que importa no es si he conseguido o no mis objetivos personales o profesionales, lo verdaderamente importante es la persona que está surgiendo de la búsqueda de la felicidad y la salud. Y es que mi vida no es perfecta y yo soy imperfecta, pero estoy en paz. Tengo esa calma de no tener que buscar y acusar a nadie por mis fallos. Ya nadie tiene la culpa, no hay nadie fuera de mí que atente contra mi bienestar. Sólo estoy yo que, desde la tranquilidad de sentir que no lo he aprendido todo, puedo admitir mis errores.

 

Y en eso estoy, en la congruencia que he ido ganando en estos últimos años. Ya te lo conté en “Cuando yo vivía una pesadilla y creía que era real” que no saber hacia donde te diriges da mucho miedo y ansiedad. Pero esto tiene solución. No tienes que seguir viviendo tu vida desde el sufrimiento, sólo has de conocer tus valores y vivir en consonancia con ellos. Esto es la congruencia.

 

Admito que no siempre puede resultar fácil porque la mente necesita mucho entrenamiento. Cuando yo me dejo llevar por la vida, que pasa muy deprisa, pierdo la conexión con el amor y entonces, una sola creencia negativa, un solo pensamiento hace que me desconecte de mis valores y la paz desaparece. Puedo pasar así días y entonces todo me viene del revés, poco a poco todo se nubla, me pongo triste y de mal humor. Pero como mis valores están fuertes desde hace tiempo, siempre salen en mi ayuda y mis momentos malos cada vez son menos. Aprendo que ya no hay vuelta atrás y que sólo hay un camino que cada día es más fácil de recorrer.

 

En esta primera semana de diciembre, cuando ya estoy a punto de cerrar el año y hago balance, te agradezco que estés ahí leyendo estas palabras que escribo porque así transmito mi amor por la vida. Y habrá sido por el #blackfriday o porque se me ha pegado un poco el espíritu pre navideño que ya empieza a envolverme, pero no quería pasar un día más sin decir GRACIAS.

 


 

Es tu turno, ¿tienes congruencia en tu vida?, ¿están tus valores alienados con la vida que quieres llevar? Conocer tus valores y vivir en consonancia con ellos te dará cada día más felicidad y salud.

 


 

 

 

 

4 Comentarios
  • M José
    Publicado a las 18:59h, 04 diciembre Responder

    Precioso artículo y lleno de propósito, también darte las gracias por el valor que me has aportado en la entrevista, tu humanidad y generosidad son especiales.

    Estamos en el camino.
    Un abrazo enorme.

    • Adelaida Enguix
      Publicado a las 11:07h, 06 diciembre Responder

      ¡Hola, Mª José! Gracias por tus palabras. Ha sido una entrevista especial, me he sentido muy cómoda contigo. Estamos en un camino muy bonito.

      Un abrazo 🙂

  • Vel C. R.
    Publicado a las 12:42h, 04 diciembre Responder

    Muchas gracias por el artículo de hoy!
    Llego en el mejor momento!
    Cuando caminamos como máquinas perdemos el sentido de nuestra vida.
    Un saludo,

    • Adelaida Enguix
      Publicado a las 13:59h, 04 diciembre Responder

      Me alegro mucho, Vel. Muchas veces viene a nuestra vida una lectura, una conversación o una imagen que es justo lo que estábamos necesitando. Yo a eso, le llamo milagro 😉 La vida cómo máquinas no tiene ningún sentido, vibramos con aquello que nos mueve y nos despierta.

      ¡Un abrazo!

Publicar un comentario