CÓMO DEJAR QUE LOS MILAGROS ILUMINEN TU VIDA - Adelaida Coaching
963
single,single-post,postid-963,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-9.1.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

CÓMO DEJAR QUE LOS MILAGROS ILUMINEN TU VIDA

post-octubre-sin-logo

01 Oct CÓMO DEJAR QUE LOS MILAGROS ILUMINEN TU VIDA

A mí es que me ha dado por los milagros y pienso muchas veces que también me podría haber dado por cualquier otra cosa. Se me ocurren infinidad de estilos de vida por los que me podría haber decantado: el deporte, la alimentación sana, la danza, la música, los viajes o ser cooperante en una ONG.

Al fin y al cabo todo es un estilo de vida que te ha de dar felicidad. Y si tu felicidad es sana y no hace daño a nadie está genial que te haya dado por ahí, para crear tu vida. Porque lo importante es que crees tu realidad, desde tu bienestar.

Eso sí, yo me quedo con mis milagros. Y es que no los cambio por nada. Porque:

  • Los milagros por pequeños que sean le dan sentido a mi vida borrando años de amargura y soledad.
  • Los milagros llenan mi corazón tanto que hace que mis ojos vean que un mundo mejor está esperando por ti y por mi.
  • Los milagros, da simplemente sentido y dirección a mi existencia, motivo y direccionalidad.

Y es que no me canso de la magia del milagro, de su energía que me envuelve y de las cosas que pasan alrededor de un milagro. Ahora ya no me molesto en hacer que las cosas pasen, sólo permito que ocurran. He entendido que el milagro no corre de mi cuenta para generarlo y que la sincronización de medios está más allá de mi mente y así me libero de hacer que las cosas ocurran tal y como yo quiero.

Me libero de querer tener razón siempre y de hacer mil y un invento para que mi vida se viva tal y como yo quiero. Hasta ahora, nunca me había preguntado si mis decisiones eran lo mejor para mí, sólo sabía que lo quería y sin medir consecuencias supuse que lo quiere mi cabeza también lo quería mi corazón, mi alma y mi ser. ¡Qué equivocada estaba! Aún hoy mi mente quiere instaurar una forma de vida que nada tiene que ver con lo que mi alma quiere y está muy alejada de mi misión de vida….pero ahí vamos educando a mi ego a base de milagros con la esperanza de que un día se canse de luchar y se rinda de una vez por todas.

Y es que mi mente y la tuya, tienen miedo y creen que la idea de soltar las expectativas y pensar por un momento: “que mi vida se viva de la mejor manera para mí” puede ser una decisión fulminante que acabe con su existencia. El terror a no decidir conscientemente, nos aterra. Pero no nos paramos a pensar que siempre estamos decidiendo, y que ya hemos decidido a otro nivel inconsciente y en otro plano de nuestra mente. Ya has decidido qué vas a ser, a dónde vas a ir y cuál va a ser tu misión de vida. Ya está, ahora sólo tienes que escucharte. Ahora sólo tienes que dejar que el milagro te susurre al oído, te mande las señales y te diga en sueños cuál es tu decisión.

Y es que un milagro siempre viene bien, porque es una luz en el camino, un empujoncito suave, una caricia en el pelo y un te quiero en el oído. Es una señal sutil que te indica por dónde, cuándo y para qué. Así que ahora….shhhh, escucha y siente. Los milagros quieren iluminar tu vida, ¿les vas a dejar?

Te recomiendo leer de nuevo Milagros del 2015 y El Milagro de ser Feliz para saber un poquito más de este tema. 

Me quedo con mis milagros, mi magia y mi luz. Te dejo que disfrutes de mi nueva web y te recuerdo que te puedes suscribir aquí a mi newsletter. Te animo a buscar el milagro que tanto te mereces. La semana que viene te daré más pistas para encontrarlo.

¡Disfrutaaaa!

Un abrazo, Adelaida.

 


 

Sin comentarios

Publicar un comentario